"Qué alegría, vivir sintiéndose vivido. Rendirse a la gran certidumbre, oscuramente, de que otro ser, fuera de mí, muy lejos, me está viviendo. Que hay otro ser por el que miro el mundo porque me está queriendo con sus ojos. Que hay otra voz con la que digo cosas no sospechadas por mi gran silencio; y es que también me quiere con su voz.
Y todo enajenado podrá el cuerpo descansar quieto, muerto ya. Morirse en la alta confianza de que este vivir mío no era sólo mi vivir: era el nuestro. Y que me vive otro ser por detrás de la no muerte."
(La voz a ti debida - Pedro Salinas)

jueves, 8 de febrero de 2007

"QUERIDAS HIJAS"

Iniciaré este Post con un fragmento de sus palabras, de la primera carta, fechada al mes de haber nacido esta su servidora, en donde narra el por que las escribió, vale la pena mencionar que están escritas a máquina (su querida e inseparable olivetti), en un papel que actualmente tiene un color sepia desgastado; pero me atrevo a decir que en sus acciones, en su vida dijo todo y aun mas de lo que expresó en sus palabras.


"Queridas hijas"

Al comenzar esta correspondencia, experimento en lo mas hondo de mi ser una gran emoción, pienso en el instante venturoso en que por primera vez puedan leer estos renglones, iniciados en el mes de Enero de 1973, siendo ustedes seres ignorantes de las acechanzas del destino.

Contemplaba la ingenuidad de sus juegos infantiles, pasó por mi imaginación el cuadro de la vida, que por feliz que pudiera ser, siempre lleva en sí el dolor, no solo en su burda manifestación física, sino también en su exquisita expresión espiritual, haciéndonos sentir amarga emoción ante una estrella que se apaga, una flor que se deshoja o una nube que se aleja; pensé en los momentos infinitamente tristes en que mi imagen envuelta en las brumas del recuerdo, descenderá hasta su lado para reconfortarles en las horas de alguna humana decepción; sentí profunda pena al recordar que puedo abandonarlas aún impreparadas para las alternativas del imperativo biológico del combate.
Influido por los anteriores pensamientos, resolví dejarles guardadas en las sencillas líneas de estas epístolas, normas que las orienten, no hacia una vida fastuosa, sino hacia una existencia tranquila; no anhelo para ustedes la supremacía del poder del oro que sólo despierta nuestros sentimientos primitivos, sino sólo deseo para ustedes, que pobres o ricas, humildes o poderosas, ignorantes o sabias, marchen por el sendero que hacen de la persona un ser digno de vivir entre sus semejantes: deseo que lleguen a la meta de su vida, serenamente, con los cabellos plateados, no por las incertidumbres de los triunfos materiales, sino por las hondas meditaciones que nos alejan del pantano, para lanzarnos a las regiones luminosas del pensamiento filosófico..."



En esta fotografía está con Sol María su primera nieta, a la cual la unió un cariño muy especial. En los últimos días de su vida fue una de sus grandes preocupaciones, temía morir y dejarla, ya que por cuestiones de salud y económicas la situación de Sol implica muchos gastos para su familia. Un lazo muy especial los unía a los dos. Sol extraña mucho a su abuelo.

Sol actualmente tiene 13 años, y vale la pena contar algo de su historia. Nació con mielomeningocele, (una burbuja de liquido cefaloraquìdeo se albergaba en la parte baja de su espalda, que como consecuencia le impide caminar y la sensibilidad de la cintura para abajo) y fue desauciada inmediatamente, sin embargo fue operada al mes de nacida colocándosele una bálbula que bombea el líquido de su cabecita, y de ahí el camino ha sido largo y doloroso. Mùltiples operaciones, en donde su vida se ha visto pender de un hilo en muchas ocasiones, pero Sol aún está entre nosotros.

Mi padre la amaba profundamente, solo en dos ocasiones en toda mi vida recuerdo haberlo visto llorar, y uno de esos días fue cuando Sol nació. Si hay algo que me admiraba de mi padre, era el deber que sentía hacia los suyos de dar todo por ellos, siempre pensó que lo que dio no era suficiente y si ahora me escuchara le diría que lo dio todo, que se Dio a si mismo y que eso fue lo mejor y mas grande que nos pudo dar. Y efectivamente como el menciona en sus cartas lo recuerdo siempre pero no solo en los problemas y en las decepciones sino en las grandezas que la vida nos ha dado, y en donde el sigue teniendo que ver.

Un beso a todos.

2 comentarios:

Yarawi dijo...

Me encanta la admiración que le tienes a tu padre. Creo que se lo ha ganado a pulso. Te confieso que mi padre se fue cuando yo tenía cerca de los 9 añitos, y me hizo mucha mucha falta su imagen, su presencia. Pude encontrarlo después de los 30, y la sensación fue extraordinaria. No me importó nada del pasado, hoy somos nuevas personas, ambos cambiamos, como todo. Y hoy, puedo decir que simpre nos hace falta sabernos amados por nuestros padres, y nos hace falta sabernos capaces de amar.
Felicidades por estas maravillosas dedicatorias a tu amado padre.
Un beso para ti.
Yarawi

Mariluz Barrera González dijo...

Gracias por tus sentimientos. Tienes razón la compañía de nuestros padres es necesaria, pero su amor mucho más. Su amor nos da fortaleza y nos ayuda a crecer, y es así que como tu bien dices nos descubrimos capaces de Amar.

Te felicito por aceptar y amar a tu padre, creo que en ese sentido tu has crecido mas que el.

Y espero ser para mi pequeña sofía lo que mi padre fue para mí.

Un beso enorme y te deseo lo mejor.