"Qué alegría, vivir sintiéndose vivido. Rendirse a la gran certidumbre, oscuramente, de que otro ser, fuera de mí, muy lejos, me está viviendo. Que hay otro ser por el que miro el mundo porque me está queriendo con sus ojos. Que hay otra voz con la que digo cosas no sospechadas por mi gran silencio; y es que también me quiere con su voz.
Y todo enajenado podrá el cuerpo descansar quieto, muerto ya. Morirse en la alta confianza de que este vivir mío no era sólo mi vivir: era el nuestro. Y que me vive otro ser por detrás de la no muerte."
(La voz a ti debida - Pedro Salinas)

jueves, 22 de febrero de 2007

"LEALTAD EN VOZ ALTA"

Estoy sumamente feliz de todo lo que ha pasado últimamente en mi vida, a partir de que empecé a hablar EN VOZ ALTA con mis escritos, pronto les compartiré buenas nuevas. Y agradezco las palabras de todos aquellos que me dicen que mi padre debe sentirse sumamente orgulloso de mi.

Una parte muy importante de la vida de mi padre fue su trabajo, la responsabilidad y el amor a lo que te corresponde hacer lo aprendí de él.
Algo que últimamente estoy viviendo en carne propia es lo que descubrió a través de las palabras. El siempre dijo que amaba ser maestro pero que su pasión era el periodismo y ahora entiendo por qué; supo descubrir su verdadera vocación y la llevó con pasión.

Muy pocos lograron comprender el impacto que causó en su vida el haber abandonado su trabajo por prescripción médica, y por otros diversos problemas, realmente le dolió; sobre todo al descubrir el proceder de muchas personas que se alejaron sin explicación.

A muchos les convino este pronto retiro, pues la pluma dejó de escribir, pero la voz de su espíritu nunca se mantuvo en silencio, como hasta ahora; pues sus acciones han dejado huella y trascendencia. Fue leal siempre, a su trabajo, a sus amigos, a sus ideales.

La columna que el escribió durante casi 20 años en las fechas posteriores a su retiro fue firmada por dos personas que intentaron continuar, no comprendieron que las palabras no son nada sin una voz y un espíritu que las respalde; tardaron en entenderlo por que en la actualidad la columna no es firmada por nadie, simplemente aparecen comentarios, críticas y etc; simples palabras.

Me gusta escuchar a las personas cuando saben quien fue mi padre y me dicen que EXPEDIENTE dejó de ser lo mismo desde que se fue el profesor y que han dejado de leerlo. Mi agradecimiento a su admiración, pues es eso lo que vale, ya que me entristece ver que se haga honores a quien no lo merece solo por simple posición; espero algún día alguien haga un homenaje en su nombre reconociendo su labor; mientras tanto trato de hacerlo con mi vida y en este espacio.

A continuación les dejo un Fragmento mas de sus palabras en su primera epístola; y nuevamente mi agradecimiento a todos ustedes y un enorme beso:

" Día por día fórjense un espíritu fuerte, refractario a las claudicaciones, dispuestas siempre a arrostrar todos los peligros con tal de seguir luciendo la pureza de sus ideales, les hablaré de las distintas virtudes que pueden hacer de unos humildes seres, majestuosos tabernáculos en que resplandezca la grandeza de una existencia noblemente llevada.

No intento hacer de ustedes unos seres perfectos, pues eso sería una utopía, solo anhelo hacerles mujeres en la extensión completa del vocablo, con todas sus pasiones, con todos sus defectos, con todos sus impulsos, con todos sus deseos, pero imperando siempre con inconfundibles relieves, la rectitud de sus procederes, aspiren a una respetable posición social, mas para llegar a ella, imita el desplante de los cóndores que constituyen un bello motivo ornamental al conquistar las cumbres, poniendo un borrón en la belleza augusta del paisaje, en el amor no quiero que figuren entre las castas, sino que gocen de todos los atributos de su sexo, pero procediendo siempre con la rectitud de las damas, que nunca su pensamiento sea envilecido con la sombra de la traición, una de las virtudes más grandes del ser humano es la lealtad; lealtad para los amigos, lealtad para los principios, lealtad que les lleve hasta el sacrificio en aras de un ideal; jamás protejan su vida con el escudo de la delación, primero morir que delatar, debe ser norma inconmovible en su existencia; hagan de su palabra algo inviolable y sagrado; no anhelo que vivan la vida del avaro, ero si les sugiero que sean parcas en sus derroches, no sólo por ustedes sino también por respeto a los que en la impotencia de su pobreza contemplan minuto a minuto escaparse la vida de un hijo en cada golpe de tos; si tienen dinero en abundancia, gástenlo en libros que son los mejores amigos; en mis amarguras y en mis desesperaciones siempre he hallado consuelo entre sus páginas; practiquen la caridad noblemente, sin vanos deseos de publicidad, persiguiendo sólo la infinita alegría de restañar una herida, de enjugar una lágrima, de calmar un dolor; entiendo que de vez en vez, sentirán deseos de ingerir alcohol, o de jugar al azar, cuando lo hagan recuerden que los vicios no deben ser sus amos, no lleguen a la embriaguez absoluta, que denigre la exquisita espiritualidad que siempre deberá alentar en ustedes; guarden virgen de toda mácula el nombre que les lego, que en muchas generaciones ha vivido cobijado bajo el manto de la honorabilidad..."

7 comentarios:

Senses & Nonsenses dijo...

el mejor homenaje, el más bello, el que tú le dedicas con este espacio.
de alguien tenía que venir esa sensibilidad.

un abrazo.

Ben dijo...

Mariluz,

Me encanto la frase en la que dices que las palabras no son nada sin una voz y un espíritu que las respalde.
Aunque todos podemos escribir, pocos saben como aplicar ese concepto de la escritura.

Yo creo que tu padre, por los escritos que has compartido con nosotros, era una de esas pocas personas. Y tu has heredado esa magia con las palabras.

Tu estas creando el mejor homenaje que tu padre puede recibir.

Un beso.

Mariluz Barrera González dijo...

QUERIDO SENS:

Espero que el mejor homenaje sea con mi existencia.

Un beso y gracias por estar aquí.

Mariluz Barrera González dijo...

BEN:

Tienes razón, el verdadero homenaje te lo hace aquel que descubrió quien eres en realidad por que logrará apreciar toda tu esencia.

Igualmente mil gracias por acompañarme en este humilde homenaje.

WALDE dijo...

Te felicito por el blog.
Me parece muy bien qu e decidas rendir un homenaje de este tipo a tu papá.
Habla muy bien y nos hace conocer una historia cotidiana muy valiosa por lo que se lee.
Un saludo grande y gracias por compartir todo esto con nosotros.

TINTA DEL CORAZON dijo...

No hay duda que heredaste sus genes......bellisimo homenaje

EL HIPPIE VIEJO dijo...

SEGURAMENTE ESTARÁ VIENDO DESDE ALGÚN LUGAR, TU FIRME CONVICCIÓN Y EL RESPETO , RECONOCIMIENTO Y CARIÑO QUE DEMOSTRAS AL HABLAR DE EL.
NO SON TIEMPOS FÁCILES , TAMPOCO DE "ARRUGUE", HAY QUE SEGUIR LEAL A LOS PRINCIPIOS Y ALGÚN DÍA VEREMOS LOS FRUTOS , SI NO LLEGAMOS , QUEDARAN NUESTROS HIJOS .

MARILUZ

RECIBE MIS SALUDOS Y DESEOS DE UN HERMOSO DÍA

ADAL