"Qué alegría, vivir sintiéndose vivido. Rendirse a la gran certidumbre, oscuramente, de que otro ser, fuera de mí, muy lejos, me está viviendo. Que hay otro ser por el que miro el mundo porque me está queriendo con sus ojos. Que hay otra voz con la que digo cosas no sospechadas por mi gran silencio; y es que también me quiere con su voz.
Y todo enajenado podrá el cuerpo descansar quieto, muerto ya. Morirse en la alta confianza de que este vivir mío no era sólo mi vivir: era el nuestro. Y que me vive otro ser por detrás de la no muerte."
(La voz a ti debida - Pedro Salinas)

lunes, 17 de septiembre de 2007

"UNA EXISTENCIA NOBLEMENTE VIVIDA"

El Viernes fue el aniversario luctuoso de mi padre... intento tocar el tema... y honestamente es difícil para mi.... simplemente deseo compartirles un artículo que escribi el año pasado y que encierra de una forma clara y precisa lo que siento por el... No me canso de decir que fue un gran hombre y que su mayor logro ha sido trascender en la existencia de todos los que lo conocieron... y que realmente lo apreciaron... y lo llegaron a conocer y a valorar... por que como en todo hubo gente que lo utilizó... que lo traicionó y que abusó de su confianza y de su amistad... pero el siempre con el espíritu firme... y la frente en alto ... asegurandoque la tranquilidad en el dormir... es la serenidad que solo alcanza un espíritu en paz.

“UNA EXISTENCIA NOBLEMENTE VIVIDA”

A mi padre Prof.. Rafael Barrera Ortegón en su 6º. Aniversario luctuoso.



Cuando falleció mi padre sucesos importantes transcurrían en esos días, el ataque de las torres gemelas sacudió al mundo entero, pero fue la noticia de su deceso lo que realmente impactó la mía. Todavía no desaparece el dolor que sentí en aquel momento, intacto como si fuese ayer.

Hacía 4 meses de mi regreso a Campeche, estuve fuera 10 años, primero para estudiar y después por trabajo. Era su deseo que estudiara en la mejor universidad, y con sacrificios y grandes sueños me regaló la carrera; y al enterarme de su enfermedad volví para estar cerca de él; una sabia decisión.

Siempre estuvo conmigo en todos los instantes de mi vida. Aprendí que solo un buen padre sabe ser presencia en la ausencia. Recuerdo el detalle de llevarme a la terminal los domingos, siempre compró el boleto numero 17, para que al salir de la estación mirara por la ventanilla que me esperaba para verme partir y despedirse; casi diario me telefoneaba por las noches para saludarme y compartir los pormenores del día.

Hombre sensible, justo y de ideales sólidos imposibles de quebrantar, ejerció su profesión de maestro con devoción, y descubrió como los elegidos su verdadera vocación: el periodismo.

En sus inicios fue corresponsal del Diario de Yucatán, y después ingresa como corresponsal, editorialista y columnista en 1978 para el periódico Tribuna donde trabajó durante mas de 20 años, continuando como corrector de estilo, Jefe de Corresponsales y redactor, Jefe de Redacción y finalmente Director de la edición vespertina y Subdirector de la matutina.

Autor de la Columna Política “Expediente” (1981 al 2000), donde empleó su don como columnista, crítico y escritor. La edición dominical se agotaba ante el deseo de los campechanos de compartir con el profesor esa mirada genuina de nuestra realidad; siendo el parte aguas del auténtico y verdadero periodismo en Campeche.

Dejó escritas unas epístolas, en las que transmite los sentimientos y deseos mas grandes que tenía hacia nosotras sus hijas, y en un fragmento expresa:“Piensen que solo me guía el deseo de darles sanos consejos, emanados de una dolorosa experiencia, para que cuando yo no sea mas que un mármol, un nombre y una fecha, comprendan los grandes anhelos que encerró mi corazón para su vida, y entiendan que fueron ustedes la única razón que me hizo temer a la muerte; tal vez entonces en su rostro curtido de nobles luchadoras, rueden silenciosamente un par de lágrimas vertidas en homenaje de quien solo supo desearles una existencia noblemente vivida.”

La mayor riqueza que poseo es ser hija de un excelente padre; educó con su existencia, sus acciones y particular forma de enfrentarse a la vida me enseñaron a vivir y le rendiré homenaje a diario no solo con un par de lágrimas sino con una existencia como la de él “noblemente vivida”. - San Francisco de Campeche.

Un beso a todos.

8 comentarios:

Alexis dijo...

hay personas que dejan huella por su nobleza y su bienhacer...te doy un afectivo abrazo....

Conciencia Personal dijo...

Sinceramente te felicito por tener un padre así y por tu grandeza hacia él.

monique

p.d. ya de vuelta.

Anavi dijo...

Lo logró...él lo logró!! Su existencia noblemente vivida ha trascendido y hoy son ustedes las que han tomado el relevo de enseñar a sus hijos la misma lección.
Un beso Mariluz, en un momento como este, tan triste por su ausencia física, pero tan alegre al saberlo presente en espíritu todos los dias de tu vida!!
Un beso enorme y espero que hayas recibido el e mail que te mandé felicitándote por ese nuevo milagro que crece dentro tuyo...
Hasta prontito

cieloazzul dijo...

Amiga mía...
tu sabes perfectamente lo que para mi representan tus letras....
Sabes bien que nos une un amor profundo y lleno de admiración por quienes han sido más que un ejemplo y templo de virtud....
Septiembre se llevó a dos hombres maravillosos, a dos Mexicanos comprometidos con el respeto por el ser humano...
Septiembre me jode,tanto que no puedo dejar de llorar por cualquier motivo, sin embargo me alienta pensar que mi Padre desde donde está tiene al lado un gran amigo y celebran que ahora nosotras podamos estrechar cariños y contenernos en éste dolor compartido...
Te abrazo amiga...
Te abrazo fuerte, fuerte...
besos..

Maria Rosa Golia de Gencarelli dijo...

De todos tus post, de todos tus blog, de todos tus sentimientos Mariluz... me quedo con este... a morir.
Como me emocioné !!!!
Tengo una sensación enorme de felicidad al leer la nobleza de tu padre, lo que hizo en su vida, como las crió, como las quiso, lo que les dedicó.... y una tristeza infinita de saber que ya no está...
aunque vivirá eternamente en tu corazón y ahora en el nuestro, en nuestro pensamiento, vayan mis respetos a este gran hombre, el padre de mi amiga.
Te quiero mariluz, gracias por este post tan bello.
MARIA ROSA

ElPoeta dijo...

Admirable el sentimiento que se deja ver en tus palabras. Tu padre debe de haber sido una persona excepcional, pero su hija no le desmerece. Un beso,
V.

Yayo Salva dijo...

Un ramillete de sentimientos para honrar la memoria de un gran hombre.
Un beso.

Diana L. Caffaratti dijo...

Leí tu post el año pasado.
Los padres que dejan huellas tan dignas de recuerdo - felizmente yo también gozo de tal privilegio - merecen siempre nuestras orgullosas palabras.
Un abrazo